En la vida no podemos tener control sobre las cosas que ocurren, pero si podemos tener control de la manera que reaccionamos ante ellas.